¿Cómo puedo proteger a mi hijo del abuso sexual?

To read in English, click here.

Los niños de cualquier cultura, raza, religión o grupo socioeconómico pueden ser víctimas del abuso sexual. No hay una forma infalible de proteger a los niños contra el abuso sexual, pero sí hay pasos que puede tomar para aminorar dicho riesgo. Si algo le sucede a su hijo(a), recuerde que el perpetrador es el culpable, no usted ni mucho menos su hijo(a). Abajo encontrará algunas precauciones que puede tomar para ayudar a proteger a los niños en su vida.

Si su hijo(a) está en peligro inminente, no dude en llamar al 911. Si usted no está segura(o) de la situación pero sospecha que el (la) niño(a) está siendo perjudicado(a), usted puede tomar pasos para evaluar la situación y ponerle fin al abuso.

Manténgase involucrada(o) en la vida del niño.

El permanecer activamente involucrado en la vida de un(a) niño(a) puede hacer más obvias las señales de advertencia de abuso sexual del niño y ayudar a que se sienta más cómodo(a) acudiendo a usted si algo no está bien. Si usted ve o escucha algo que le preocupa, usted puede tomar acción para proteger a su hijo(a).

  • Muestre interés en su vida cotidiana. Pregúnteles qué hicieron durante el día y con quién. ¿Con quién se sentaron a la hora del almuerzo? ¿Qué juegos jugaron después de la escuela? ¿Se divirtieron?
  • Procure conocer a las personas en la vida de su hijo(a). Sepa con quién está pasando tiempo su hijo, incluyendo otros niños y adultos. Pregúntele a sus hijos sobre los niños con quienes van a la escuela, los padres de sus amigos, y otras personas con las que podrían entrar en contacto, como compañeros de clase o entrenadores. Hable sobre estas personas abiertamente y haga preguntas para que su hijo(a) se pueda sentir cómodo(a) haciendo lo mismo.
  • Escoja cuidadosamente a quienes cuidan a sus hijos. Ya sea una niñera, una escuela nueva o una actividad después de la escuela, sea cuidadoso(a) en seleccionar a quienes cuidarán a su hijo(a). (Para leer más en inglés, haga clic aquí.)
  • Hable sobre los medios de comunicación social. Los incidentes de violencia sexual regularmente son transmitidos en las noticias y representados en programas de televisión. Hágale preguntas a su hijo(a) sobre esta cobertura para empezar una conversación. Preguntas como, “Has llegado a oír antes que esto haya sucedido?” o “¿Qué harías tú si estuvieras en esta situación?” le pueden indicar a su hijo(a) que estos son asuntos importantes sobre los cuales puede hablar con usted. (Para leer más en inglés sobre cómo hablarle a sus hijos sobre el asalto sexual, haga clic aquí.)
  • Sepa cuáles son las señales de advertencia. Familiarícese con las señales de advertencia del abuso sexual de los niños y observe cualquier cambio con su hijo(a), sin importar lo pequeño que sea. Bien sea que le esté pasando a su hijo(a), o a un(a) niño(a) que conozca, usted podría cambiar su vida involucrándose. (Para leer más en inglés sobre las señales de advertencia del abuso sexual, clic aquí. Para leer más en inglés sobre como involucrándose, clic aquí.)

Motive a los niños a que hablen con valor.

Cuando alguien sabe que su voz será escuchada y tomada en serio, les da el poder de hablar valientemente cuando algo no está bien. Usted puede empezar a tener estas conversaciones con sus hijos tan pronto ellos empiecen a usar palabras sobre sus emociones y sentimientos. No se preocupe si no ha iniciado las conversaciones sobre estos temas con su hijo(a), nunca es demasiado tarde.

  • Enséñele a sus hijos que hay límites. Hágale saber a su hijo(a) que nadie tiene derecho a tocarlo(a) o hacerlo(a) sentir incómodo(a) — esto incluye abrazos de los abuelos o inclusive cosquillas de mamá o papá. Es importante hacerle saber a su hijo(a) que su cuerpo es solamente suyo. De la misma importancia es recordarle a su hijo(a) que el (ella) no tiene derecho a tocar a otra persona si dicha persona no quiere que le toquen.
  • Enséñele a su hijo(a) cómo hablar sobre su cuerpo. Desde una edad temprana, enséñele a su hijo(a) los nombres de las partes de su cuerpo. El enseñarles estas palabras les da la habilidad de venir a usted cuando algo no está bien. (Para leer más en inglés, click aquí.)
  • Permanezca disponible. Aparte un período de tiempo para pasar con su hijo(a) sin distracciones. Hágale saber a su hijo(a) que él (ella) puede acudir a usted si tiene preguntas o si alguien le está hablando en una forma que lo (la) hace sentirse incómodo(a). Si ellos vienen a usted con preguntas o preocupaciones, mantenga su palabra y aparte tiempo para hablar.
  • Dígales que esto no los meterá en problemas. Muchos perpetradores usan amenazas o les dicen que mantengan el secreto como una forma de mantener a los niños callados sobre el abuso. Recuérdele a su hijo(a) regularmente que no se meterán en problemas por hablar con usted, sin importar lo que tengan que decir. Si ellos vienen a usted, mantenga su promesa y evite castigarlos por haber hablado.
  • Deles la oportunidad de plantear nuevos temas. Algunas veces el hacer preguntas directas como, “¿te divertiste?” y “¿Lo pasaste bien?” no le dará las respuestas que necesita. Dele la oportunidad a su hijo(a) de hablar sobre sus propias preocupaciones o ideas haciendo preguntas abiertas como “¿Hay algo más sobre lo que quieras hablar?”

Cualquier persona cuya vida ha sido impactada por el asalto sexual, ya sea que le haya sucedido a usted o a alguien importante en su vida, puede obtener apoyo de rainn.org/es. También puede llamar a la Línea de Ayuda Nacional del Asalto Sexual al 800.656.4673 para hablar con alguien que le puede ayudar por teléfono.

Es difícil saber qué hacer, qué sentir y cuáles son sus opciones después de un abuso sexual.

Seguir Leyendo

Gratis. Confidencial. Segura.

Obtenga Ayuda

La Línea de Ayuda Nacional del Asalto Sexual siempre será gratuita — con su ayuda. Haga su donación ahora mismo.

Done Ahora