La historia de Pierre

To read in English, click here.

“Todos hemos escuchado sobre el abuso sexual infantil dentro de la iglesia catolica, asi que atraves de mi historia quiero arrojar luz sobre cómo esto también sucede en otras comunidades de fe."

Pierre Chambers es un líder en su iglesia, musico, padre y sobreviviente de abuso sexual infantil.

El experimentó abuso sexual infantil entre los 12 y 15 años de edad. El perpetrador fue el pastor de jóvenes en su iglesia, un amigo cercano de la familia. Como director del coro, el autor también era un líder carismático e importante en la iglesia. “Mis padres estaban muy involucrados en la comunidad negra de la iglesia Pentecostal. Mi papá era diácono y mi mama dirigía la escuela dominical así que yo estaba en la iglesia casi todos los días de la semana” dice Pierre. Pasé mucho tiempo con el pastor de jóvenes, él era como un hermano mayor para mi. El solía recogerse de la escuela y la iglesia y su esposa me preparaba de cenar. Mis padres confiaban en él completamente.”

El pastor de jóvenes le daba regalos a Pierre, atención especial y el privilegio de pasar tiempo con él a solas. Desde muy joven, Pierre estaba dedicado a la iglesia y sabía que quería participar y aprender más, por lo que pensó que estos privilegios eran parte de aprender sobre la iglesia a través de ser la sombra de su mentor.

“El era alguien que siempre estaba a mi lado. Cuando tenia problemas con mis padres el me decia que deberia pasar la noche en su casa. Mis padres percibían que algo andaba mal, era raro que estuviera pasado tanto tiempo a solas con un adulto. Incluso me preguntaron al respecto, pero les dije que todo estaba bien. Ahora me doy cuenta de que todo esto fue un efecto de la capacitación sexual”. 

 

Pierre no quería decir nada porque le preocupa meterse en problemas o causar un problema en su familia o la iglesia. Pero finalmente, Pierre decidió hablar con sus padres cuando se preparaba a asistir a un retiro de fin de semana con el pastor juvenil.

"Fue entonces cuando les dije a mis padres que estaba en una relación con el pastor de jóvenes y me dijeron que no, que no era una relación, que era abuso infantil". Sus padres lo llevaron al hospital para realizarle un examen forense de abuso sexual.

“No puedo recordar nada sobre el examen, se que muchas personas dicen que te traumatiza nuevamente pero en mi caso yo no recuerdo nada”. 

Los padres de Pierre reportaron el abuso y comenzaron un largo proceso de asistir a audiencias. El perpetrador se declaro culpable de 7 de los 50 cargos de abuso sexual infantil grave y fue sentenciado a 6 años en una prisión estatal.

“Todos hemos escuchado sobre el abuso sexual infantil en la iglesia Iglesia Católica, así que a través de mi historia quiero arrojar luz sobre cómo esto también sucede en otras comunidades religiosas". Para Pierre todo se reduce a la confianza. “Tenía una profunda confianza en la iglesia: era lo más cerca que podía estar de Dios. Pero esa confianza absoluta puede ser rota y manipulada por personas malas".

Debido a su propia experiencia, Pierre ahora se apasiona por asegurarse de que padres, educadores y cualquier persona que interactúe con niños o adolescentes estén familiarizados con las señales de advertencia de abuso sexual.

“Mantén una línea abierta de comunicación con tus hijos; ellos necesitan saber que pueden decirte si sucede algo. Pero sobre todo, confía en tu instinto cuando veas algo que parece estar mal.Tu tienes la capacidad de cambiar la vida de un niño si das un paso al frente y dices algo".

Escribir, pasar tiempo en su comunidad y con sus mentores de fe y ser padre han sido partes importantes del proceso de curación de Pierre. Pierre también es autor de una memoria y cuenta del abuso, I Trusted You. Él y el escritor / director Lee Davis están trabajando juntos para crear una película basada en su historia.

"No se habla del abuso sexual en muchas comunidades negras y comunidades eclesiales. Por eso comparto mi historia, para que alguien más sepa que no está solo".

Eight out of 10 sexual assaults are committed by someone who knows the victim.

More Stats

Your next birthday can help survivors of sexual violence.

Get Started